DESTINO O INCONSCIENTE

 

En tiempos pasados, todos éramos manejados por lo que conocemos como destino.  El destino según Jung es el inconsciente y “hasta que el ser humano no conozca lo que hay en su inconsciente, éste seguirá dirigiendo su vida”.  En el año 2012 se produjo un cambio de conciencia y energético en el cual todo el material reprimido en el inconsciente está siendo liberado para ser sanado.

Es decir, el inconsciente se está haciendo consciente en todos nosotros.  Esto porque hemos traspasado el umbral de consciencia que nos permite hacernos cargo de nosotros mismos como seres adultos espirituales y no ya como niños espirituales, manejados por fuerzas desconocidas, por traumas y dolores.

 

Cuando haces consciente el inconsciente liberas el material reprimido, sanas vivencias, recuerdos, dolores y creencias y te haces cargo de tu propia vida y destino.  Por lo tanto, ahora el destino está en nuestras manos, tenemos la facultad de manejar y moldear nuestro futuro, sanar nuestro pasado y karma y vivir desde nuestro presente recreando nuestra historia.

 

 

 

Hay energías de sanación por todas partes listas para prestarte la ayuda que necesitas (guías, maestros, ángeles, terapias, canalizaciones), sólo conéctate con ellas y tu vida será distinta.  En estos tiempos tienes la facultad de crear tu propia historia y tu propia vida.  Cuando buscas, encuentras; cuando te enfocas, logras un resultado; cuando tienes la intención de ser feliz, pones todas tus energías y corazón en ese propósito y lo logras.