· 

Campo de Fútbol Espiritual

CAMPO DE FÚTBOL ESPIRITUAL

 

 

 

 

¿Por qué es importante conectar con el alma o espíritu interior?

 

Nuestra vida se asemeja mucho a estar en un partido de fútbol.  Cuando estamos dentro sólo vemos piernas, pies, pelota y jugadores.  Desde ésta perspectiva vemos el campo y los límites.

 

El locutor que relata el partido, sin embargo, observa desde las alturas y tiene una visión panorámica de lo que está sucediendo.  Puede ver a los jugadores que están en la mitad y en las esquinas de la cancha; puede darse cuenta de que el jugador A viene corriendo hacia la mitad de la cancha para quitarle al jugador B la pelota.  El jugador B dentro de la cancha, no puede ver al jugador del equipo contrario hasta que éste ya está prácticamente encima de él.

 

Mientras tanto y desde las alturas, el locutor vio corriendo al jugador A mucho antes que llegara a verlo el jugador B.  Desde la posición del locutor, quien tiene una visión más amplia y exacta de lo que realmente está pasando y podría suceder, el partido se pudo haber jugado de otra forma, con distintas tácticas, técnicas y con mayor precisión.  Si el jugador B hubiera tenido audífonos y hubiera escuchado las instrucciones del locutor y las combinara con su propia perspectiva estando dentro de la cancha, lo más probable es que hubiera tenido un mejor juego y partido, ya que sabría de antemano hacia dónde correr, dónde hay espacio para pasar la pelota, cuál es el mejor camino para llegar a la red, etc.  También le podría haber transmitido al locutor que estando dentro de la cancha no es posible hacer todos los movimientos que él le sugiere desde su visión panorámica, pero que sus indicaciones son fundamentales para lograr su objetivo.

 

Lo mismo nos pasa en la realidad, nuestra vida es como estar dentro de la cancha jugando un partido de fútbol.  Tenemos una visión parcial de lo que sucede, no vemos venir a los jugadores que están más lejos corriendo hacia nosotros y no podemos adelantarnos a sus jugadas porque simplemente no los vemos.  No podemos ver los mejores caminos para llegar a nuestros objetivos.  Generalmente tenemos que ir tanteando, probando y equivocándonos.

 

Nuestra Alma o Ser Superior es nuestro locutor, que tiene una visión panorámica y puede ver el campo desde la altura.  Si dejáramos que nos guiara a través de las experiencias y situaciones, nos equivocaríamos mucho menos y no tendríamos que desviarnos tanto para lograr nuestro objetivo.

 

La visión del que está en el campo de fútbol es muy distinta de aquel que ve el partido desde fuera.  Ambas visiones son importantes y el complemento de ambas nos da las herramientas necesarias para vivir una vida satisfactoria, de caras a un futuro benévolo, plena y con una sensación de realización.

 

¿Cómo te conectas con tu Alma?  De la misma forma en que te conectas con un amigo querido o cualquier ser muy querido.  Hablando, contándole lo que sientes, piensas y quieres.  Le puedes contar tus metas, penas, necesidades.  Tu Alma o Ser Superior y tus guías te escuchan atenta y permanentemente.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0