· 

PAS Personas Altamente Sensibles

PAS Personas Altamente Sensibles

 

 

Elaine Aron, doctora norteamericana especializada en psicología clínica comenzó, en 1991, a investigar sobre la alta sensibilidad, investigación que continúa hasta el día de hoy.   Su inquietud sobre la sensibilidad comenzó al  notar que su manera de percibir y de interactuar con el mundo era diferente al de la mayoría de las personas, viviendo una infancia y adolescencia difícil en la que se sentía diferente e incomprendida por las demás personas.

 

Una queja bastante común de las personas muy sensibles es que no conocen a nadie como ellas. Muchas de las PAS, antes de descubrir ese rasgo, están convencidas de que no hay nadie tan raro como ellas. Lo habitual es que pasen gran parte de su vida sin saber que pertenecen a ese gran grupo «PAS», creyendo que son las únicas extrañas y de las muy pocas que sufren por tener la emocionalidad a flor de piel, por sentirse más vulnerables y más abiertas de cara al sufrimiento presente en el mundo. La gran mayoría, antes de saber que ser muy sensible es bastante normal y que encima tiene un nombre —el rasgo de la alta sensibilidad—, sufre por lo mencionado, se siente profundamente incomprendida, lo cual le puede generar una intensa soledad. Muchos, por no llamar la atención, procuran adaptarse, fingiendo que son como la gran mayoría, siempre comparándose con aquellos que aparentan ser más fuertes y menos sensibles.  Sin embargo, gracias a las investigaciones de la Dra. Elaine, muchos de nosotros, los PAS hemos encontrado el alivio, entendimiento de nosotros mismos y comprensión que nuestro rasgo de alta sensibilidad puede ser un regalo si aprendemos a fortalecernos.

 

 

Qué es la Alta Sensibilidad:

 

1. Un rasgo normal:  Se ha descubierto que entre el 15 a 20% de la población son altamente sensibles -demasiadas personas para ser un desorden, pero no las suficientes para ser un rasgo comprendido por la mayoría.

 

2. Se nace con este rasgo:  Biólogos han encontrado que más de 100 especies (y probablemente hay muchas más) desde pájaros, pescados, perros, gatos, caballos hasta monos, tienen esta característica.  Estos rasgos reflejan un cierto tipo de estrategia de sobrevivencia:  observar antes de actuar.  El cerebro de las Personas Altamente Sensibles (PAS) realmente trabaja un poco diferente que el de la mayoría. 

 

3. Están más conscientes que otras personas de detalles:  Esto se debe principalmente a que su cerebro procesa información y reflexiona sobre ella de forma más profunda.  Por lo tanto, incluso si usan anteojos, ven más que otros ya que perciben más.

 

4. Si eres PAS te sientes  agobiado más fácilmente:  Si percibes todo, obviamente te sentirás más sobreestimulado cuando las cosas son muy intensas, complejas, caóticas o nuevas por un tiempo largo.

 

5. Este rasgo no es un descubrimiento nuevo, pero ha sido malinterpretado: Porque las Personas Altamente Sensibles prefieren observar antes de entrar en situaciones nuevas, generalmente se les califica de “tímidos”.  Pero la timidez se aprende, no se nace con ella.  De hecho, el 30% de las Personas Altamente Sensibles (PAS) son extrovertidas, aunque el rasgo generalmente se le cataloga erróneamente de introversión.  También se le ha llamado inhibición, temor o neurosis.  Algunas Personas Altamente Sensibles (PAS) se comportan de estas formas, pero no es una condición innata y no corresponde al rasgo básico.

 

6. La sensibilidad está valorada de forma diferente en distintas culturas:  En culturas donde no se les valora, las Personas Altamente Sensibles (PAS) tienden a tener una baja autoestima.  Se les dice “no seas tan sensible”, con lo que tienden a sentirse distintos y fuera de la normalidad.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0