· 

PROCESO DE SANACIÓN

PROCESO DE SANACIÓN:  El proceso de sanación se refiere a todo aquello que sucede desde que nos fijamos una meta hasta que llegamos a ella.   Es el camino que recorremos cuando vamos de la A la Z.   A medida que vamos caminando por ese proceso vamos transformándonos, creciendo y tomando conciencia.  Si tomas un tren expreso que es tan rápido que de lo único que tuviste conciencia es que te subiste y te bajaste del tren, no hay cambio en ti.  Cuando bajes en la última estación serás la misma persona que tomó el tren en la primera estación.   Al no haber transformación en ti, no sabrás reconocer ni entender lo que Z, la última estación,  tiene para ti.

Entre el nacimiento y la muerte existe un proceso de transformación y experimentación.  Si sólo naciéramos y muriéramos la vida perdería el sentido y profundidad.  SERÍA COMO DOS MOMENTOS AISLADOS SIN SENTIDO.  La riqueza viene con la experimentación.  La experiencia nos transforma profundamente y nos lleva a alcanzar nuestras metas, obteniendo lo que queríamos y más.

Todos llevamos dentro todas las herramientas que necesitamos para transformar nuestras vidas y evolucionar.  El proceso de sanación despierta esas herramientas y te enseña a usarlas.

El proceso es el que te deja todas las fórmulas, técnicas y pasos para ser usados el día de mañana cuando se presente otro desafío.  El proceso de sanación es el que te va cambiando desde dentro para afuera.  No sólo te cambia, transforma y te lleva de la A a la Z, sino que te convierte en maestro de tu propio mundo.  Cuando eres maestro de tu propio mundo tienes dominio sobre cualquier desafío futuro.

Si quieres sanar, lograr un objetivo o cambiar algún aspecto en tu vida y te encuentras al comienzo del camino y tu objetivo se encuentra al final, debes comenzar un proceso o experiencia de vida que te lleve de un lugar a otro.

Sin embargo, al ser humano no le gusta esperar; no quiere aprender ni cambiar, quiere un cambio mágico e instantáneo.  Si ocurriera un cambio instantáneo, no habría en verdad ninguna transformación, ya que seguirías siendo el mismo sólo que en distintos puntos del camino.  El verdadero cambio o logro de un objetivo sólo se consigue si nosotros cambiamos internamente, porque el mundo es sólo espejo de nuestro interior.

El proceso nos permite hacer un camino de transformación interna, en el que vamos creando a cada paso el objetivo deseado.  El objetivo de tu meta no llega desde fuera, lo creas tú mismo con el proceso de transformación y tu viaje o recorrido del camino que has elegido.  Tú estás construyendo y creando el resultado deseado con tu proceso y transformación, experiencia y aprendizaje.  Por lo tanto, honremos y apreciemos el proceso, nuestro proceso, ya que en él somos como alfareros dando forma a la vasija que queremos crear.

En este proceso te estás transformando a cada segundo.  Un pasito para adelante, un pasito para atrás.  Al comienzo del proceso, podrás lograr cambios unos cuantos minutos.  Con la práctica los minutos se convierten en horas, días y meses.

 

“La paciencia es estar en paz con el proceso de la vida”.

Escribir comentario

Comentarios: 0