· 

CAPAS DE LA CEBOLLA

Hemos vivido muchas vidas.  Las experiencias negativas, memorias dolorosas y creencias limitantes experimentadas en esas vidas son energías bloqueadas que esperan ser liberadas.  Cada una de estas experiencias la podemos representar como las capas de una cebolla.   Estas capas de energía negativa y de conciencia baja son lo que dificulta que nuestro Yo Superior se manifieste en nuestra vida y nos eleve a una conciencia superior. 

El proceso de sanacion comienza cuando ponemos nuestra intención en sanar y damos permiso a nuestro Yo Superior y al Universo para co crear con nosotros una nueva realidad.  Cuando queremos sanar, cuando queremos cambiar, cuando buscamos respuestas, cuando vamos a un taller, cuando leemos un libro en busca de soluciones estamos poniendo nuestra intención en liberarnos de las cargas del pasado.

El primer paso es poner nuestra intención en sanar, luego comienza un proceso de aprendizaje y paciencia. (Maestro Espiritual Kryon)

Por lo tanto, la sanación es un proceso, es un camino que hay que recorrer, capa por capa.  No es un proceso automático que se realiza de una sola vez.  No pasas del miedo a la seguridad instantáneamente.  Vamos disminuyendo los miedos en un ir y venir entre miedos y seguridad y amor, hasta que el porcentaje de amor es mayor que el porcentaje de miedo en nosotros.  A medida que vamos sanando capas de miedo, dolor, autoestima, historias traumáticas, comportamientos negativos, las emociones se van calmando y el miedo disminuyendo.

En una sanación hay capas de la cebolla que se salen más fácilmente, pero hay otras capas que tienen sub capas y que demoran más.  Muchas veces esas capas más densas son las que tienen que ver con nuestros miedos más profundos, nuestras lecciones de vida y nuestro karma.

Estas capas que rodean a nuestro Núcleo de Luz son básicamente creencias.  Estos pensamientos son como la partitura de un músico, como el plano de un arquitecto, son el software de nuestro computador.  Los programas que ya están instalados serán los que funcionarán de forma automática.  Por lo tanto,  debemos trabajar en nosotros diariamente y elegir el alimento de la mente tal como lo hacemos en el supermercado cuando seleccionamos y compramos el alimento para nuestro cuerpo. 

Sanar es cambiar nuestras creencias, pensamientos y emociones y abrir un puente o puerta para que la energía, luz y alta conciencia del Gran Creador y nuestro Yo Superior bajen e iluminen nuestra mente, corazón y mundo.  Esto es la Iluminación y el Despertar Espiritual; es sanar para manifestar nuestra Esencia Divina y nuestro poder de crear de forma intencionada nuestra realidad desde el amor, compasión y alegría.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0