· 

CONECTANDO CON TU DIVINIDAD

 

 

CONVERSANDO CON TU YO Y MUNDO

ESPIRITUAL

 

 

 

Comunícate, conversa con tu Alma, con el Gran Espíritu o Dios Padre Madre, de la misma forma en que conversas con un ser querido en el que confías y con el que te sientes segura y apoyada.  Para comunicarte, puedes usar las siguientes oraciones:

 

 

 “Me abro y tengo la intención de sanar mi aspecto físico, emocional, mental y espiritual.  Permito que los dolores, miedos y traumas del pasado de esta y otras vidas sean liberados y transmutados.

Permito que la luz de mi Alma llene mi mente y mis pensamientos, aquiete mis emociones y libere y sane mi cuerpo.  A medida que mi mente se llena de nuevas formas de pensar y de sentir, mis percepciones cambian y me veo a mi misma y a la vida con los ojos del amor, esperanza, sanación y tranquilidad”.

 

 

 

 

“Respiro y me permito entrar en un estado de quietud y silencio interior, es decir, me permito observar lo que pasa sin juzgar, sin opinar.  Respiro y permito que el espacio donde me encuentro sea un espacio seguro en el que confío.  Respiro nuevamente y permito que mi Alma se una a mi yo inferior.  Respiro y me siento completa ahora.  Respiro y lleno mi mente de la luz de la conciencia de mi Alma.  De ahora en adelante retengo todo lo que estoy aprendiendo y percibo la expansión de mi conciencia.  Me doy cuenta que dentro de mi crece un poder interior que me da la fuerza y sabiduría para cambiar mi vida.”

 

 

“Imagina que las barreras o murallas que te impiden alcanzar tus deseos más profundos comienzan a disolverse lentamente, sin ningún esfuerzo de tu parte.  Sólo necesitan tu intención, tu permiso para disolverse.  Ahora observa como a través de la barrera que se está disolviendo extiendes tu mano y tomas la mano del Gran Espíritu y de tu Alma.  Agradéceles el amor, el apoyo y pídeles que te guíen a cada segundo de tu vida.”

 

 

“Gran Espíritu (Dios Padre Madre), dime lo que tengo que saber.     Querido Equipo de Apoyo (Gran Espíritu, Ser Superior, Ángeles Guías) tómenme de la mano y guíenme hacia mi mayor bien”.

Escribir comentario

Comentarios: 0